Posteado por: aarbaiza | 17 enero 2013

Motores de Crecimiento

mercado_0

Resulta cada vez más difícil mantener el espíritu positivo en este ambiente de pesimismo económico que nos rodea, y aun cuando me encantaría poder afirmar que este año va a ser el de la recuperación, lo cierto es que ésta no se ve clara aún en el horizonte cercano. No obstante, en toda oscuridad suele haber algún punto de claridad, por pequeño que sea, y como me gusta más tender hacia el optimismo, quiero llamar la atención sobre la claridad que desprende Internet en la negrura de la crisis; un sector que sigue gozando de buena salud y que, según las previsiones de The Boston Consulting Group, continuará creciendo exponencialmente en los próximos años hasta representar un 5,7% del PIB en 2016.

Hoy día, la única manera de recuperar el crecimiento económico, favorecer la creación de empleo, aumentar la eficiencia y mejorar su competitividad es mediante políticas de impulso a la innovación a través de Internet y las nuevas tecnologías. La tecnología es absolutamente transversal, y de ello tiene que estar convencido todo gobierno.

El primer aspecto a cuidar son las infraestructuras. A más ciudadanos conectados, mayor aumento de la economía digital. Por eso es importante simplificar la normativa que regula el despliegue de las redes de infraestructuras de alta velocidad y establecer mecanismos que garanticen la calidad del servicio que reciben los usuarios.

Otro elemento que impulsa el crecimiento de la economía digital es el comercio electrónico, que permite abrir nuevos mercados y favorece la actividad exportadora, muy necesaria para el equilibrio económico de un país en crisis. Para impulsarlo sería necesario adoptar medidas que garanticen medios de pago seguros, que favorezcan la confianza de los consumidores y la extensión de la banca electrónica, que simplifiquen la resolución de conflictos online y que faciliten y abaraten los procesos logísticos.

Pero antes habría que redoblar los esfuerzos para conseguir digitalizar a las pequeñas empresas, la base del proceso de transformación y modernización que necesita nuestro tejido empresarial. Y sería recomendable el impulso al cloud computing, que permite reducir las inversiones en tecnología y los costes de consumo y aumentar la productividad de las empresas.

Las pymes creadas por emprendedores son también un indiscutible motor de crecimiento, por lo que es interesante estimular la actividad innovadora, ofreciendo a los emprendedores facilidades de financiación y un entorno regulatorio favorable que atraiga a posibles inversores y simplifique los trámites de creación de empresas.

Otro aspecto clave sería educar a los más pequeños desde un primer momento en la cultura del esfuerzo, fomentar entre los universitarios el espíritu emprendedor, facilitar a los estudiantes la formación adecuada para que, el día de mañana, nuestro país gane en competitividad y en eficiencia.

Pero no podemos esperar a mañana. Muchos profesionales actuales tampoco disponen de formación ni habilidades digitales. Estimularlas sería una baza importante para reducir las tasas de desempleo, ya que supondría una manera de adaptar la oferta profesional a las nuevas demandas del mundo digital.

Son muchos objetivos, pero con las políticas adecuadas y con planes nacionales articulados desde el propio Gobierno, y con la suma de esfuerzos y la colaboración del sector privado, podemos conseguirlo.


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: